MIS INVITACIONES DIY

Y las ganas que tenía de seguir contándoos más…

Hoy os traigo algo que a nosotros nos dio muchísimos dolores de cabeza.

¡Las dichosas invitaciones!

Y es que, una vez decidida la iglesia, la finca y la fecha, como ya os conté, decidimos que queríamos una boda totalmente navideña. No queríamos nada exagerado pero si que tuviera pequeños toques de Navidad.

Lo primero que hicimos con esta temática fue las invitaciones. Por supuesto, no fue fácil. No había una gran oferta de invitaciones navideñas, y las que había se nos iban de presupuesto. A pesar de que el Sr. Marido me advirtió que él no tendría demasiado tiempo para ayudarme, decidí que las haríamos nosotros mismos. Empecé a buscar inspiración en Pinterest y Google. Me costó bastante, pero al final la encontré y me puse manos a la obra.

Visitando la página de Macarena Gea encontré unas invitaciones con ese toque que queríamos. De ella cogí la idea de la caja y el tronquito, y me puse manos a la obra…

Las cajas donde irían las invitaciones y El cordel de cáñamo lo compré en SelfPackaging. Pedí unas muestras y finalmente me decanté por la caja color “Borgoña”, talla M.

Los tronquitos los compré de 5 – 7cm  en Aliexpress. Cuando me llegaron, mi suegro me hizo los agujeritos para pasar el cordel.

50-unids-madera-tronco-de-rbol-r-stico-arte-de-la-boda-centros-de-mesa-decoraci.jpg_640x640

Como no soy una experta en diseño gráfico, decidí buscar a alguien que me hiciera el diseño de las invitaciones. Tenía en la cabeza más o menos lo que quería, pero no me veía capaz de diseñarlo en alta resolución como requiere una invitación.

Buscando di con Virginia, de A Beautiful Day. Le conté mi idea, y ella me hizo varios bocetos. No fue ni a la primera ni a la segunda, pero al final conseguimos dar con el diseño perfecto. La verdad es que la pobre fue bastante paciente. A veces soy demasiado puntillosa. El resultado fue maravilloso.

Elegí un papel Conqueror Verjurado de 300 gr, color blanco nácar.

Por último y para completarlas, compré un sello personalizado en This is Kool. Compré además en Mi Tienda de Arte otro sello con una frase bonita para poner en la solapa de la caja y tinta de dos colores: burdeos y verde.

thumbnail_LRM_EXPORT_20180226_211236

Es cierto, que cuando terminé con las invitaciones, estaba saturada de ellas, pero en su conjunto quedaron preciosas.

¿Qué fue para mi “lo mejor” y “lo peor” de hacerlo yo misma?

“Lo mejor” es que las haces como quieres. No te tienes que regir por diseños predeterminados y seguramente tus invitaciones sean únicas y plasmen tu propia personalidad.

Además, probablemente el coste sea muy inferior a si encargas que te las hagan y llegan a tu casa preparadas para enviar o repartir.

“Lo peor”, es el trabajo que conlleva, si estas preparando una boda, trabajando tú 8h, tu novio 12h y en pleno proceso de compra de tu nueva casa, puedes verte un poco sobrepasada.

Por otra parte, si eres demasiado exigente contigo mismo, como es mi caso, nunca quedas totalmente satisfecha. Todo el mundo me decía que estaban perfectas, pero nunca terminé de creérmelo del todo. ¡Qué le vamos a hacer! ¡Yo soy así!

¿Qué es lo que me salvó la vida a mi? 

Mi familia y amigos. Un día, en casa de mis padres, cuando creía que ya no podía montar NI UNA CAJITA MÁS, aparecieron unas amigas y mi hermano. Entre todos conseguimos montar en dos horas todas las invitaciones, haciendo una cadena de montaje en toda regla. Yo sellaba los tronquitos (nadie se atrevía y como novia que era, me tocó el honor). Mi padre y mi hermano montaban cajas, y mis amigas y mi madre metía el cordel de cáñamo y le hacían el lazo.

thumbnail_LRM_EXPORT_20180226_205920

¿Cuál fue el resultado?

thumbnail_LRM_EXPORT_20180226_203742thumbnail_LRM_EXPORT_20180226_201108WhatsApp Image 2018-02-27 at 15.08.44thumbnail_LRM_EXPORT_20180226_203501

Unas invitaciones muy mías, muy nuestras. No serán las más bonitas ni las mejores, pero puedo aseguraros, que estaban hechas con toda la ilusión, el cariño y el amor del mundo.

¡Os animo a tod@s a que si tenéis una idea para vuestras invitaciones, no renunciéis a ella! Con un poco de ayuda de las personas que te quieren se consiguen cosas muy chulas.

Y esto querid@s, sólo era el inicio de mi etapa DIY…

Muy pronto más…

Gracias.

Miss Sara & Co